Almas de Libertad

Para todos aquellos que no aceptan las leyes impuestas, para aquellos que cuestionan hasta lo más esencial de nuestro sistema, a aquellos que desobedecen si creen que algo no es justo, para los que utilizan la solidaridad de forma horizontal sin confundirla con la caridad. mahalia jacksonA los que el capitalismo, su educación y su publicidad no han logrado convencer y también a aquellas almas libres que saben convivir en comunidad sin necesidad de leyes ni autoridad, portadores de la peste de la desobediencia.

Lo que el poder no sabe ni entiende es que la tozudez y la capacidad de supervivencia que tenemos los anarquistas, no tiene límites.

Que aproveche!

Anuncios

Terror Anarquista

Vivimos en un sistema en el que no está permitido que los ciudadanos se hagan cargo de sus propios intereses ni que creen iniciativas asociándose y creando comunidades libres. Solamente una clase especializada de hombres son los encargados de decidir cuáles son los intereses comunes. Esta minoría poderosa es la que decide, ejecuta, controla y dirige que es lo mejor para la convivencia y la armonía de la gran mayoría de la población, cuya única función, consiste en ser espectadores en lugar de participantes, y a cambio, de vez en cuando gozarán del favor de decidir quién quiere que sea su nuevo líder.  Una vez liberados, deberán volver a su posición de espectadores.

Y a aquellos que no cumplamos con nuestro deber de buen ciudadano (trabaja, mira la tele, consume, calla y vota) serán desacreditados a través de los grandes medios, serán perseguidos por la ley acusados de romper la armonía y la paz social en la que vivimos. Serán aislados, torturados y asesinados si es necesario para poder mantener el control de la población.Resistencia estudiantil

Hemos de esperar que nos digan: “Muchachos, vosotros no podéis hacer nada, estáis solos, estáis separados, nunca habéis conseguido nada y nunca conseguiréis nada”. Ellos nos temen, y por tanto deben decirnos eso, incluso también nos dirán: “Vosotros no queréis conseguir nada, todo lo que deseáis es consumir más”.

El poder, siempre ha considerado a los anarquistas como el mal definitivo. Y es que la idea de que la gente pueda ser libre resulta extremadamente aterradora para cualquier persona de poder. Si quieres pensar por tu cuenta debes saber que tendrás que pagar un precio.

Los ciudadanos preguntones resultan altamente incómodos. Los fundamentos de la educación y por lo tanto de la civilización son estos: “ Yo soy un gran profesor, y voy a decirte lo que tienes que decir, lo que tienes que pensar, tú lo anotas en tus cuadernos y lo repites”. Si te levantas y dices ;“ no entiendo porque debo leer a platón o cualquier libro que se te haya encomendado”, estas destruyendo sus fundamentos de la civilización.

El Anarquista es aquél ciudadano que no acepta la leyes impuestas, aquél que cuestiona hasta lo más esencial de nuestro sistema, aquél que desobedece si cree que no es justo, aquél que utiliza la solidaridad de forma horizontal sin confundirla con la caridad. Anarquista es aquél al que el capitalismo, su educación y su publicidad no han logrado convencer, es aquél que sabe convivir en comunidad sin necesidad de leyes ni autoridad… Obviamente este ciudadano es altamente peligroso para aquellos que tienen el poder sobre los ciudadanos, y esa peste de desobediencia y capacidad de autogestión deben ser eliminadas.

Lo que el poder no sabe ni entiende es que la tozudez y la capacidad de supervivencia que tenemos los anarquistas, no tiene límites.

La Armónica, el Sonido del Alma

Siempre me he preguntado, porque en el colegio nos enseñaban a tocar la flauta y no la armónica…bluesharp

Hablaremos de ese pequeño instrumento que se puede llevar en el bolsillo y que si aprietas contra tu boca ese instrumento de regusto metálico verás que su sonido posee características estrictamente humanas. Su sonido representaba a la perfección  a aquellas almas negras y solitarias… un sonido afilado que te rasga por dentro como pocos. Un instrumento capaz de sacar el sonido del alma de quien la toca y penetrar en el alma de quien la oye…   Dicen que la armónica es capaz de llorar.