Storyville, El “Barrio Rojo” del Jazz

Con la intención de controlar mejor la prostitución, los robos, la priva y el jazz, se crea en 1897 un nuevo distrito en la cuidad de New Orleans, Louisiana. Las autoridades municipales declararon esta area como “zona de prostitución y vicio tolerada”. Era el barrio de Storyville… Y la agitada actividad nocturna que allí se vivía dio pie a una masiva abertura de establecimientos musicales donde se realizaban todo tipo de actividades ilegales… entre ellas el jazz…storyville1

En 1917, a petición del ejercito americamo, Storyville dejaba de ser un barrio, pero la semilla del jazz y de todo lo que viniera después ya estaba echada y la cosa comenzaba a dar sus frutos.

Si lo que quieres es descargar el programa haz click aqui

Anuncios

La Armónica, el Sonido del Alma

Siempre me he preguntado, porque en el colegio nos enseñaban a tocar la flauta y no la armónica…bluesharp

Hablaremos de ese pequeño instrumento que se puede llevar en el bolsillo y que si aprietas contra tu boca ese instrumento de regusto metálico verás que su sonido posee características estrictamente humanas. Su sonido representaba a la perfección  a aquellas almas negras y solitarias… un sonido afilado que te rasga por dentro como pocos. Un instrumento capaz de sacar el sonido del alma de quien la toca y penetrar en el alma de quien la oye…   Dicen que la armónica es capaz de llorar.

Ellas, Las Luchadoras Calladas

Imagen

Agitadoras sociales, feministas, guerrilleras, mujeres luchadoras que se abrieron y se siguen abriendo paso en un mundo de machos. No para ser tratadas como hombres sino como mujeres. Libres y dueñas incontestables de su propia vida.kurdewomenfighter16

Son y han sido siempre un peligroso ejemplo para el resto de mujeres del mundo que aceptan las leyes capitalistas. Ellas no salen en TV, ni los libros del colegio explicarán sus luchas y sus logros. Hoy recordamos algunas de ellas y dedicamos este programa a las guerreras kurdas que hoy están luchando en kobane defendiendo su tierra y su gente y convirtiéndose en el rival más temido de sus enemigos.

La Isla 2013

Ultimo programa del 2013 en el que repasamos lo que nos ha dado de sí este año tanto dentro como fuera de La Isla. Recordamos algunas Intros anticaspa en las que hemos hablado del sistema financiero, de los grandes medios de desinformación, de nuestra educación y ritmo de vida, de publicidad, de felicidad, de prisiones, de racismo…

Pero si algo hemos hecho en La Isla este 2013 ha sido disfrutar de la música y de su gente.30.jpg

Estuvimos en los campos de algodón a principios de siglo pasado, en New Orleans cuando el jazz se cocinaba en sus calles, Estuvimos también con el hombre de negro, con Gene y Eddie. Nos hemos vestido de pachucos a ritmo de mambo y swing. Un año grande en cuanto a música pero desalentador en cuanto al mundo fuera de La Isla…

[audio https://ia801008.us.archive.org/24/items/LaIsla21122013/20131221-LA_ISLA.mp3 |width=400]

¿Donde está la Memoria del Jazz?

El jazz era el único espacio donde el hombre negro podía sentirse libre. Eran los hijos de los esclavos de la guerra de Secesión.  Con el jazz nacía una expresión de libertad de la comunidad negra. Lejos de buscar la perfección musical, el jazz surgía del sentimiento de una comunidad que sufrió la esclavitud durante cinco siglos. Antepasados nuestros fueron los artífices de torturas, mutilaciones y violaciones. Las familias adineradas de España y también de Catalunya se enriquecieron gracias a las exportaciones de negros metidos en contenedores como sardinas en lata. Se meaban, se cagaban y muchos morían en  esos contenedores. Nadie se ocupaba de sacarlos de ahí hasta que llegaban a puerto. Monumentos y nombres de calles de esas familias siguen vivos en nuestras ciudades como símbolos de prosperidad.

En EEUU, después de que Lincoln “aboliera” la esclavitud, 50.000 esclavos seguían siendo propiedad de otros y los presos, todos negros, eran obligados al trabajo forzado.

Los amantes del jazz, sabrán que la música del padre y fundador del jazz, nunca fue escrita ni grabada. Sin embargo la influencia y el respeto de los músicos que lo acompañaban, los que lo conocían y los que lo oyeron tocar no dejan lugar a dudas… Su música excitaba a los negros y cabreaba a los blancos. De hecho, Sidney Becket contaba que si la policía te  oía tocar una de sus canciones… el “Buddy Bolden Stomp”… te metía en la cárcel o te cosía a porrazos…

El jazz se cocía en las calles y en los tugurios para negros, y se convirtió en el acompañante de la lucha por los derechos civiles en EEUU.

Sin embargo resulta curioso, ver como ahora las actuaciones de jazz se realizan en Hall’s de hoteles de lujo, en palacios o en las mismísimas puertas de la SGAE.  Solo hace falta echarle un vistazo al exquisito y selecto público del jazz… como mucho, un 10% es negro, y evidentemente ningún pobre podrá disfrutar de él. Hombres y mujeres de mediana edad, con un poder adquisitivo que les permite viajar un mínimo de dos o tres veces al año, siempre a países exóticos, muy aplicados en cuanto al reciclaje pero con un coche cada uno, lectores de libros de Jorge Bucay, Paulo Cohelo o Ken Follet y con un discurso aparentemente progresista, encuentran en el jazz un punto cultural que les hace sentirse un escalón por encima de la clase realmente trabajadora, digamos que les da un caché .  Aplaudidores incansables, después de cada solo, de cada silencio por pequeño que sea. Cuanto más  aplauden, más entendidos se creen. Una vez lo comprobé in situ. Durante la actuación decidí, en momentos que no había razón alguna para aplaudir, comenzar  un fuerte aplauso, toda la sala acababa aplaudiendo sin saber porque lo hacían.

cropped-374477_567511709931143_1853334889_n1.jpg

El jazz ha perdido su esencia, sus músicos no parecen tener ninguna opinión sobre las injusticias, la mayoría raciales, que se dan en el mundo. Y si la tienen, callan. Han preferido un público que bien paga sus discos y las entradas de sus actuaciones. Por poner un ejemplo,  este año 2013 Raví Coltrane deleitará a su gran público entendido en aplausos, en las bodegas más prestigiosas de Catalunya.  Se me olvidaba que los expertos en aplausos también lo son en vino. En lugar de aplaudir, con el vino han aprendido de memoria conceptos como: afrutado, color, intensidad, aroma, acidez…

Pero no solamente ha perdido el jazz su esencia en cuanto a su memoria, principios y valores. Ahora puedes encontrarte con un directo, en un garito como el Harlem Club, en el que hasta los músicos interpretan los “solos” leyendo su partitura. La esencia del sentimiento de libertad, de dejarse llevar, y de la improvisación, ha pasado a la lectura de partituras que solamente las puede interpretar aquel que se ha pasado su vida en un conservatorio. Ya ni siquiera hay humo en los garitos de jazz…

Este mundo está perdiendo la memoria, ha dejado de moverse por unos valores que no sean los que su dios, el dinero, le dicta.

Por suerte todavía podemos encontrar alguna actuación en las calles, músicos que todavía recuerdan cual fue la razón del nacimiento de esa música que ahora les hace volar.

Lupen.

El Jazz, La Liberación de la Comunidad Negra

Nueva Orleans, barrio de Storyville, principios del siglo pasado… Delincuencia, marginación, talento, costumbres africanas, prostíbulos, bandas de metales, pianistas de ragtime por las calles, improvisación y baile. Eran los hijos de los esclavos … Nacía el Jazz… y con él una expresión de libertad y valentía de la comunidad negra para luchar por los derechos civiles…

Después de tres siglos de esclavitud, aunque todavía los negros eran despreciados a pesar de la tan proclamada liberación… el profundo mensaje de Nueva Orleans era una celebración de la vida, a pesar de todas las putadas que el mundo les seguía haciendo… el jazz estaba destinado a no extinguirse jamás…