Los arboles que dan frutos son los que sufren las pedradas…

En este mundo, con un futuro cada vez más extraño, cercano e incierto. Donde los que deciden el destino del planeta son los que más méritos hacen para aniquilarlo… Donde las cosas importan cada vez más y las personas cada vez menos… Donde la injusticia y la desigualdad social no son un error a corregir, ni un defecto a superar, sino una necesidad esencial. Donde el poder usa la violencia de la injusticia hacia los pobres a través de la publicidad… Donde los pobres son pobres por elección natural o porque son malos perdedores… al fin y al cabo, ¿qué sería de los ricos si no hubiera pobres?… La publicidad les pone el caramelo en la boca pero ellos no están invitados a sentarse en la mesa… Y la cárcel, las porras y las balas son la terapia si se les ocurre levantar la voz o coger prestado aquello que la publicidad les muestra… La justicia se venda los ojos… no para ser imparcial… sino para no ver de dónde viene el que delinquió ni porque lo hizo…

Los seres humanos hemos sido puramente reducidos a seres urbanos… Donde el ciudadano tiene miedo de perder…  perder el trabajo,  perder el dinero,  perder la comida, la casa… y siente pánico de no llegar a tener lo que se debe tener para llegar a ser…  Los ciudadanos nos hemos convertido en seres obedientes, incapaces de relacionarnos si no es a través de las nuevas tecnologías, inertes, insensibles y cobardes ante cualquier injusticia que ocurra delante de nuestras narices mientras no nos afecte a nosotros. Este sistema nos ha educado como seres individuales y nos ha enseñado que si queremos llegar lejos y conseguir esa felicidad que nos muestra la televisión y la publicidad, la ausencia de escrúpulos es una virtud indispensable. Ha hecho a las personas competidoras y enemigas de los demás. Ha convertido la realidad en el reino donde todo tiene un precio, y donde el desprecio se cierne sobre aquel que no puede pagar ese precio, “dime cuanto consumes y te diré cuanto vales”. Sometemos a las plantas a la luz continua para que crezcan más rápido, a las gallinas también les tenemos prohibida la noche para que pongan más huevos… y la gente padece insomnio por la ansiedad de comprar y la angustia de pagar. Hemos sido entrenados para aceptar y obedecer la injusticia como nuestro destino.

Podemos informarnos a cada instante desde cualquier lugar. Un milagro comunicativo, opina la gente mientras miran sus aparatitos echando luces y sonidos sin enterarse de nada de lo que ocurre a su alrededor. Los medios de “desinformación” hacen que confundamos la caridad con la solidaridad, la primera carece de connotación de denuncia, la caridad consuela pero no cuestiona. Mientras la caridad se ejerce de arriba abajo sin cuestionar al poder y humillando a quien la recibe, la solidaridad es horizontal, se ejerce de igual a igual cuestionando siempre las injustas decisiones del poder.

Será demasiado tarde cuando nos preguntemos qué hemos hecho en nuestra vida, si realmente le hemos dado un sentido o si hemos sido fieles a nosotros mismos. Será demasiado tarde cuando nos demos cuenta de que el mundo se ha convertido en un gigantesco escenario de un “reality show”, donde el pobre produce lástima pero ya no provoca indignación y la televisión nos seguirá atontando y enseñado a olvidar y a creer que las cosas ocurren porque si…  ¿aceptaremos la desgracia y la injusticia igual que aceptamos la muerte? ¿De verdad no tenemos nada que decir?

Alguien dijo una vez…; Dejemos el pesimismo para tiempos mejores… al fin y al cabo son los arboles que dan frutos los que sufren las pedradas…

Anuncios

Alan Freed y su… ¡Moondog Show!

11 de julio de 1949, Cleveland,  se emitía el primer programa de Rhythm &Blues negro dirigido a una audiencia blanca, era el Moondog Show! Con Alan Freed al micrófono. Él fue el primer DJ de Rock’n’Roll  y quién comenzó a usar ese término. Hablaremos del éxito que tuvo su programa y de cómo los sectores mas conservadores intentaron acabar con él. Un tipo que  apostó por la unión entre blancos y negros a través del Rock’n’Roll. Pero antes volvemos con nuestra intro anti-caspa sobre nuestro compromiso ante un mundo que agoniza.

Salut y Rock’n’Roll!!               ESCUCHAR EL PODCAST

La Regulación de la Publicidad de Prostitución en los Medios

La publicidad de prostitución supone, junto con la publicidad de líneas eróticas, de locales donde se ejerce la prostitución y de descarga de vídeos eróticos o pornográficos, una mercantilización y uso de la imagen de la mujer como mero objeto sexual o de consumo masculino en los medios audiovisuales incompatible con la legislación española

Voy a contar un ejemplo de España que ilustra el poder de los medios y sus empresas. Se trata de la publicidad de la prostitución en prensa escrita. Podemos leer en cualquier periódico la denuncia de las tristes condiciones de las trabajadoras del sexo y la explotación a la que se ven sometidas miles de mujeres procedentes de países empobrecidos, pero son pocos los diarios que han renunciado a estos anuncios que les aportan grandes beneficios. Según una comisión parlamentaria que abordó el asunto en 2007 y elaboró un informe sobre la situación de la prostitución [1] , en un día laboral, los periódicos españoles recogían entre 700 y cien anuncios de prostitución. Así, periódicos como El País y El Mundo, ingresaban en torno a seis millones de euros anuales. Otros, como el Grupo Vocento (ABC, Que, periódicos regionales, tv e internet), llegaban hasta los 10 millones.

Los diarios que admiten este tipo de anuncios ingresan unos 150.000 euros al día. Este es, según las ONG y las asociaciones que trabajan por los derechos de las prostitutas, el motor de la “hipocresía” de los medios de comunicación que permiten que las mafias de explotación de mujeres utilicen sus páginas y, al mismo tiempo, denuncien el sometimiento de estas víctimas.

El Gobierno español elaboró un Plan Integral contra la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual que entró en vigor el 1 de enero de 2009 y que definía a las prostitutas como “víctimas”. En Europa la prostitución está estrechamente ligada a una situación de semiesclavitud de mujeres traídas engañadas o a la fuerza. El Plan elaborado por el gobierno instaba a los diarios a que, mediante la autorregulación, eliminasen cualquier relación empresarial con la prostitución. El ministro de entonces Ramón Jauregui decía esto sobre el tema: “Si el informe del Consejo de Estado permite al Gobierno intervenir en este tema, propondremos un mecanismo, si no legal, pactado con los medios, para que desde la autorregulación, este tipo de publicidad vaya desapareciendo poco a poco”,

¿Qué ocurrió? Pues que apenas unos pocos periódicos de segunda importancia siguieron la recomendación, la mayoría y los principales siguieron haciendo caja con esos anuncios. Estoy convencido de que si nuestros queridos gobernantes prohibieran esta publicidad tendrían el apoyo de prácticamente toda ciudadanía, pero, porque algo tan aparentemente sencillo, los gobiernos no se atreven a llevarlo a cabo? Pues para no ofender a los grandes periódicos que continúan así lucrándose con esta prostitución. Porque en nuestra tan querida democracia, el poder no lo tienen los gobiernos… sino las grandes corporaciones… Y los medios de comunicación son la gran herramienta del capital… Estas grandes empresas son los principales inversores y publicistas de los medios, por lo tanto… si el gobierno de turno prohibiesen esos anuncios seguro que serían acusados de atentar contra la libertad de prensa. Y todos los medios se dedicarían a desprestigiárlos cambiando así la opinión pública.

Fuentes :

– Acuerdo de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades por el que se aprueba el Informe de la Ponencia sobre la situación actual de la prostitución en nuestro país. BOE, 24-4-2007

El Jazz, La Liberación de la Comunidad Negra

Nueva Orleans, barrio de Storyville, principios del siglo pasado… Delincuencia, marginación, talento, costumbres africanas, prostíbulos, bandas de metales, pianistas de ragtime por las calles, improvisación y baile. Eran los hijos de los esclavos … Nacía el Jazz… y con él una expresión de libertad y valentía de la comunidad negra para luchar por los derechos civiles…

Después de tres siglos de esclavitud, aunque todavía los negros eran despreciados a pesar de la tan proclamada liberación… el profundo mensaje de Nueva Orleans era una celebración de la vida, a pesar de todas las putadas que el mundo les seguía haciendo… el jazz estaba destinado a no extinguirse jamás…